Camperizar una furgoneta camper paso a paso

camperizar furgoneta camper

Camperizar una furgoneta camper PASO A PASO

Las furgonetas camper están de moda. ¡Salen de debajo de las piedras! Pero tú aún no tienes la tuya y te preguntas: ¿Camperizar una furgoneta camper será fácil? ¿Será rápido? ¿Será barato?…

En este artículo te explicamos el paso a paso para camperizar una furgoneta camper casera, hecha por ti mismo y a tu gusto. 

camperizar furgoneta camper

Índice del artículo

1. Primer paso para camperizar: ELEGIR LA FURGONETA

Seguramente ya sabes qué tipo de furgonetas te puedes encontrar hoy en día para camperizar, pero vamos a hacer un repaso rápido:

1.1 SEGÚN EL TAMAÑO

1.1.2 GRAN VOLUMEN

Para que se entienda muy rápido: son aquellas en las que te puedes poner de pie. Nosotros recomendamos comprar una furgoneta gran volumen como mínimo L2H2 para viajes de más de un fin de semana. La mayoría de gente pasa por el ciclo de comprar primero una pequeña con techo elevable, luego pasan a una gran volumen sin baño y finalmente compran una gran volumen y le ponen baño. 

¿Para qué pasar por todo ese embrollo si tienes claro que quieres una furgoneta camperizada para viajar?

tamaños furgonetas camper
Tamaños de furgonetas gran volumen

Bajo nuestra experiencia tras 2 años viviendo en una furgoneta camper te podemos recomendar el tamaño L3H2 como el perfecto para 2 personas: te cabe un baño, una mesa, una cocina en condiciones y una cama doble fija. Cuanto más grande sea la camper, más cómoda será para vivir pero menos fácil será conducirla por según que sitios (pueblos, caminos de montaña, etc.).

Sin embargo, lo más importante más que el largo es el alto: poder ponerse de pie dentro de la furgoneta, que va a ser tu casa durante días, semanas o meses, va a ser decisivo para seguir viajando con ella a largo plazo.

1.1.3 MULTI VANS con techo elevable

A pesar de que no son las más cómodas para largos viajes, hay que reconocerles a las multivan con techo elevable una gran ventaja: su versatilidad. 

VENTAJAS

  • Pueden usarse como vehículo de pasajeros durante los días laborales como podría serlo un coche y convertirse en una pequeña casita con ruedas los fines de semana.
  • Al tener el techo bajo te permiten entrar en parkings subterráneos.
  • Consumen generalmente menos combustible al tener un menor peso y un diseño más aerodinámico.
furgoneta camper con techo elevable
Multi van con techo elevable

DESVENTAJAS

  • Su habitabilidad  es reducida e incómoda para viajes largos.
  • El techo elevable ofrece bastante menos aislamiento acústico y térmico.
  • Te obligan a hacer la mayor parte de la vida fuera, algo que se puede volver difícil en las épocas más frías y en los países más restrictivos donde sacar elementos exteriores se considera acampada y es ilegal (véase España).

1.1.4. MINI CAMPERS o furgonetas pequeñas

Pueden ser furgonetas pequeñas o incluso coches sin techo elevable. La única camperización que permiten es la instalación de cajones de almacenaje y una cama que se consigue montar abatiendo todos los asientos del vehículo. 

Algunas personas montan sobre su techo una tienda de coche que es, básicamente, una tienda de campaña que va anclada a la baca del techo y que se pliega y despliega sin tener que desmontarla. Generalmente ocupan un perímetro mayor del propio coche, por lo que podría considerarse acampada y por tanto ilegal en algunos municipios.

mini camper
Mini camper Dacia Doker
coche tienda de techo
Coche con tienda de techo

VENTAJAS

  • Es la opción más económica.
  • Pueden ser tu coche habitual.
  • Consumen menos combustible.
  • La maniobrabilidad es muy buena y puedes entrar a cualquier parte con ellas.

DESVENTAJAS

  • Lo único que puedes hacer adentro es dormir.
  • Al tener que hacer toda la vida afuera, puedes tener problemas en los municipios más estrictos en cuanto a normativa de acampada.
  • El aislamiento es el de un coche y no el de un vehículo vivienda, por lo que sufrirás condensaciones y temperaturas más extremas (a menos que lo adaptes).

1.2 SEGÚN SU ANTIGÜEDAD: ¿nueva o de segunda mano?

La antigüedad de la furgoneta que vayas a elegir para camperizar dependerá de dos grandes variables:

  • El presupuesto que tengas. 
  • Los países a los que vayas a viajar.

1.2.1 Furgonetas o autocaravanas ANTIGUAS

Son las más versátiles para viajar porque suele ser más fácil encontrar recambios en talleres y desguaces de todo el mundo. 

¡Ojo! En este punto hay que tener en cuenta la marca y el modelo que vayamos a comprar. Hay modelos que tuvieron mucho éxito en España pero que no se comercializaron apenas en el extranjero, por lo que podría resultarte complicado encontrar piezas mientras viajas.

Nosotros escogimos una furgoneta Mercedes T1 409D por dos motivos:

  • Mercedes sigue fabricando piezas de vehículos antiguos en todo el mundo.
  • Todo en la furgo es pura mecánica y por tanto fácilmente reparable en cualquier taller del mundo.
camperizar una furgoneta paso a paso

1.2.2 Furgonetas o autocaravanas MODERNAS

Las principales ventajas de las furgonetas modernas son:

  • Climatización en cabina. Ok, esto igual suena obvio, pero muchas furgos antiguas no tienen aire acondicionado y es algo que echamos mucho de menos en los meses de verano.
  • Son más silenciosas. Puede que si estás acostumbrado a conducir coches más o menos modernos no llegues a imaginar el ruido que mete un furgón de 35 años de antigüedad. Spoiler: es mucho.
  • Consumen menos. Aunque esto depende del peso que le metamos a la furgo, pero generalmente los motores modernos consumen menos.
  • Chapa y mecánica menos castigadas. Aunque todo depende del uso que le hayan dado los anteriores dueños.
camperizar furgoneta
Fiat ducato nueva

1.2.3 ¿Merece la pena comprarse una furgoneta NUEVA?

A día de hoy yo diría que no. La diferencia de precio es brutal en comparación con lo que puede costarte la misma furgoneta en el mercado de segunda mano. Lo único positivo es que estarás 100% seguro de no encontrarte vicios ocultos.

1.2.4 ¡Cuidado con los óxidos!

Nuestra recomendación es que no compres una furgoneta que tenga óxidos grandes evidentes. Puede que el propietario intente venderte la moto de que es algo fácil de reparar, pero no lo es. De hecho, es MUY CARO. 

Si la furgoneta está vacía será más fácil poder ver si hay óxido o no, aunque a veces las pintan para disimularlo.

El óxido se suele acumular en los bajos de las puertas y allá donde haya una abolladura o un agujero (aunque esté tapado puede tener filtraciones de agua que generen óxido con el tiempo). 

Los vierte aguas son también zonas donde se suele acumular óxido, así como los pasos de rueda. Nuestra recomendación es que lo revises muy bien.

Hay óxidos superficiales que pueden resultar inevitables y hasta cierto punto inofensivos, sobre todo si el vehículo es viejo. Pero revisa bien para asegurarte de no tener que soldar chapa nueva. Si ves que el óxido se puede ir solo lijando, no hay tanto problema. 

Y ten en cuenta que, aunque el óxido no se vea a plena vista porque lo tape la pintura, podrás ver unos bultitos que lo delatan. Aquí un ejemplo.

óxidos en furgoneta camper
óxidos en furgoneta camper

1.3 SEGÚN SU EQUIPAMIENTO: ¿ya camperizada o vacía?

1.3.1 Comprar una furgoneta ya camperizada

Si estás buscando una furgoneta para camperizar y te encuentras con una ya camperizada tienes que tener en cuenta algunas cosas que pueden salir regular

  • Vicios ocultos. Ya sea de mecánica, de chapa o de humedades del propio habitáculo. Es fácil encontrarse con este tipo de problemas al comprar una furgoneta ya camperizada. Lo que debes saber es que como comprador siempre tendrás 6 meses para reclamar tu dinero por vicios ocultos si hay evidencia de que el vendedor ha querido ocultarlos. Por ejemplo, óxidos de gran tamaño rellenados y pintados para simular un buen estado de la chapa.
  • Mal aislamiento. Si la furgoneta ya está camperizada puede resultarte difícil saber cómo de bien aislada está. Puedes tratar de abrir los armarios altillos, revisar los cajones o el revestimiento de las paredes para vislumbrar si existe algún tipo de aislante o no. En caso de no haber, has de saber que probablemente te toque quitar esa camperización para empezar desde 0, pues una furgo sin aislamiento puede traerte muchos quebraderos de cabeza en climas cambiantes.
camperizacion furgoneta
Nuestra furgoneta con su antigua camperización

Sin embargo, no todo es malo. Comprar una furgoneta ya camperizada tiene sus ventajas:

  • Ya está homologada como furgón vivienda. O al menos debería estarlo si el tipo que te la vende ha hecho las cosas bien. Esto significa un quebradero de cabeza menos. Tienes que tener ojo, porque en algunas ITV sí te pedirán el informe de la reforma si la haces (aunque nosotros jamás nos la han pedido y se lo hemos cambiado todo).
  • Puedes aprovechar el equipamiento que trae. Nosotros aprovechamos baterías, placas solares, inversor, nevera, espumas de los sofás… También podríamos haber aprovechado las maderas pero finalmente las cambiamos por contrachapado nuevo. También pudimos sacar las medidas del suelo gracias a tomar como referencia el anterior, que siempre viene bien.
  • Puedes empezar a viajar en ella tal y como esté. Por qué no decirlo, hay furgos que ya están muy bien y apenas necesitan un poco de decoración para que quede a tu gusto. Y aunque vayas a restaurarla en el futuro, puedes experimentar con los muebles y la distribución antiguas para ver lo que funciona mejor para ti antes de ponerte a camperizar.

1.3.2 Comprar la furgoneta vacía (furgón de carga o pasajeros)

camperizar furgoneta
Furgón de carga con mampara de separación

La otra opción que tienes es comprar la furgoneta vacía, ya sea de carga o de pasajeros.

Nosotros te recomendamos que te inclines por las de carga (la de la foto) porque las de pasajeros te van a dar más faena al tener que quitar asientos y tapar todas las cristaleras (a menos que quieras que tu furgo sea un gran hermano con ruedas).

La ventaja más evidente es que, si ya tienes claro que la vas a hacer a tu gusto, vas a tener un lienzo en blanco y te vas a ahorrar la “des-camperización” y los vicios ocultos que pueda esconder una ya camperizada.

2º paso para camperizar:

DISEÑO Y PROYECTO TÉCNICO

Ya tienes la furgo. Tienes ganas de meterle mano pero lo primero que debes hacer es diseñar la distribución con un taller de homologaciones que te haga un proyecto técnico y te indique cómo debes hacer las cosas para que puedas pasar tu furgoneta de furgón de carga a vehículo vivienda.

Lo mejor es tener el OK del técnico homologador antes de ponerte a construir nada, así te aseguras de que todo lo que hagas cumple la normativa. Mejor no tener sorpresas en la ITV.

Para diseñar la distribución de tu furgo puedes usar un programa 3D que te ayude a visualizar los muebles con sus dimensiones y todo. Hay decenas de programas hoy en día. Nosotros en 2019 usamos SketchUp, que aunque no es demasiado intuitivo era lo que había en aquel entonces y era gratis.

distribución furgoneta camper
Diseño 3D de nuestra furgoneta camper

Puedes ver cómo fue nuestro  proceso de elegir furgoneta y de “des-camperizar” lo que ya había hecho en este vídeo de aquí abajo (El primer capítulo de la serie “Esta furgo era una ruina” de nuestro canal de YouTube).

3. Tercer paso para camperizar: SANEAMIENTO DE LA CHAPA

Cuando tengamos la chapa de la furgo al descubierto, es hora de sanear los posibles óxidos.

Es típico encontrarlos en los bajos de las puertas traseras y allá donde los anteriores dueños hayan agujereado la chapa, como en las claraboyas, las sujeciones de la baca o las conexiones de manguera.

La mayoría de estos óxidos serán superficiales y podrás pulirlos con una moladora, disco de devastar o un cepillo de púas. Pero si tienes mala suerte como nosotros, puede que encuentres directamente agujeros en la chapa, puesto que el óxido va pudriéndola y se la va comiendo cada vez más. Estos tendrás que solucionarlos en el chapista o, si eres manitas y tienes las herramientas, tú mismo soldando chapa nueva o haciendo un apaño con masilla o fibra de vidrio.

camperizar furgoneta camper
Óxidos importantes en nuestra furgoneta

Lo más importante es que no quede ningún óxido y que, tras pulirlo, desengrases bien la superficie y le des una buena capa de pintura antioxidante especial para hierro y que sea al disolvente (las que son al agua son bastante menos resistentes). Esto protegerá la chapa y evitará que el óxido se siga extendiendo.

En este vídeo de la izquierda puedes ver cómo empezamos a tratar los óxidos de nuestra furgoneta.

4º paso para camperizar: VENTANAS Y CLARABOYAS

Con la chapa ya tratada es hora de hacer los agujeros para colocar las ventanas y claraboyas. Recuerda que una vez hagas el agujero en la chapa deberás dejar bien pulidos los bordes y posteriormente pintarlos bien con pintura antioxidante especial para hierro con base de disolvente.

Debido a que las ventanas que venían con nuestra furgo eran de cristal y que para las camper siempre es mejor tener ventanas especiales con cámara de aire para lograr un mayor aislamiento, decidimos retirarlas y taparlas soldando nosotros mismos la chapa con planchas de hierro de 1mm de espesor.

Durante este proceso también eliminamos la anterior claraboya, que estaba llena de óxido, por una más grande de 50×70 y una segunda de 28mm para la zona del dormitorio.

camperizar furgoneta paso a paso
Eliminamos ventanas de vidrio viejas
camperizacion furgoneta paso a paso
Hacemos los agujeros para las nuevas ventanas con una sierra de calar y hoja para hierro
camperizar furgoneta camper
Colocamos ventanas y claraboyas nuevas con su regrueso de madera

Si quieres ver el proceso de colocación de ventanas y claraboyas de nuestra furgoneta camper, en este vídeo de aquí abajo te lo contamos más al detalle.

5º paso para camperizar: EL AISLAMIENTO

Con la chapa ya preparada, libre de óxidos y limpia, empezamos con el aislamiento. Existen diversos tipos de aislamiento y distintas marcas. Este paso es imprescindible para poder estar cómodos dentro de la furgoneta. No solo para evitar calor, frío y ruídos, sino también para evitar las humedades que se forman con la condensación que provoca la diferencia de temperatura entre el interior de la furgoneta y la chapa exterior.

aislamiento furgoneta camper
Aislamiento kaiflex para furgoneta camper
  • Nosotros usamos Kaiflex, un aislante muy popular a la hora de camperizar una furgoneta que tiene una de sus caras autoadhesivas y facilita mucho el trabajo. Es recomendable. usar un grosor de al menos 20mm para paredes y techo y de 10mm para nervios y suelo. No es recomendable usar el finito de 3mm porque la condensación consigue traspasarla y nos puede generar humedades.
  • Es importante no dejar ningún trozo de chapa al descubierto, pues de nuestra propia respiración generará condensación.
  • Hay que intentar colocarlo lo más adherido a la chapa posible, sin burbujas, para que cumpla correctamente con su cometido.

6º paso para camperizar: EL SUELO

Continuamos confeccionando el suelo con un buen tablón de madera.

  • Si tu furgoneta es suficientemente pequeña como para hacerlo de una pieza, será ideal porque no tendrás uniones que rematar.
  • Si tu furgoneta camper ya estaba camperizada, puedes usar el suelo antiguo para hacer el molde del nuevo con las medidas exactas.
  • La madera más recomendada para los suelos de furgonetas es el contrachapado por su gran resistencia. Evita sobre todo poner congolmerado o similares porque este tipo de madera es muy vulnerable al agua y el suelo se te bufará en poco tiempo.
  • Un grosor de 15mm de contrachapado es adecuado. Si quieres comprarlo marino o fenólico (contrachapado fenólico) será más resistente todavía al agua, pero es más caro. Nosotros compramos el de abedul, que tiene una dureza media. El de chopo suele ser el más barato pero también el más débil.
  • Si no lo compras ya tratado, deberás darle al menos 2 capas de barniz.
  • Podrás colocarlo directamente al suelo con tornillos o con rastreles de madera que previamente hayas fijado al suelo.
  • Una vez atornillado, deberás cubrirlo con un suelo vinílico de alto tránsito (no te recomendamos que dejes la madera tal cual porque quedará fea en seguida). Si puedes usar vinilo de una sola pieza mucho mejor. El vinilo que va en láminas se despega con el tiempo y queda horroroso.
suelo en furgoneta camper
El suelo de nuestra furgoneta tras colocar el vinilo

7º paso para camperizar: CABLEADO

Antes de ponernos con el panelado de las paredes o los muebles montamos las placas solares y pasamos todos los cables adónde vaya a ir cada toma de USB, enchufe, interruptor o electrodoméstico.

Posteriormente, cuando tengamos la camperización más avanzada, conectaremos batería, inversor, regulador, placas solares, enchufes, tomas de usb, nevera, bomba de agua, calentador y luces. 

Nosotros confiamos esta parte a mi padre, que tiene buenos conocimientos y experiencia en el tema. Si tú no los tienes, te aconsejamos que delegues esta parte en alguien profesional o por lo menos pidas ayuda a alguien entendido, pues es la parte más delicada de una camperización y hay que tener muchas cosas en cuenta para no liarla.

8º paso para camperizar: PAREDES Y TECHO

Para panelar techo y  paredes las dos opciones más comunes son:

  • Panelar con contrachapado de 5mm de chopo. Este tipo de madera es bastante flexible y pesa relativamente poco. Puede pintarse o decorarse con un vinilo, papel pintado, lamas de PVC…
  • Panelar con paneles machimbrados. El de abeto es el más común y queda muy bonito. Se trata de lamas de madera maciza generalmente de 10mm. Puedes barnizarlo, tintarlo o pintarlo a tu gusto.
paredes furgoneta camper
Presentando el conctrachapado de 5mm de chopo antes de pintar

Nosotros usamos el contrachapado de 5mm pintado en blanco para las paredes y el machimbrado de abeto con barniz natural en el techo. Para ver cómo lo hicimos puedes reproducir el siguiente vídeo:

9º paso para camperizar: MUEBLES

Comenzamos con la parte más bonita que es construir los muebles. ¡Prepárate para cortar madera y llenarlo todo de serrín!

En este punto tienes que poner especial ateción al peso que le puedas meter a la furgo. Puedes encontrar ese dato en tu ficha de la ITV.

  • Nuestro consejo es que revises la ficha técnica y compruebes cuál es la TARA máxima permitida. Después, ve a pesarla. Cuando sepas cuánto peso le puedes meter entonces podrás decidir qué tipo de materiales usar para los muebles.
  • Vigila el peso de la madera que vas a utilizar. La madera maciza es muy bonita pero añade muchos kilos a la furgoneta.
  • El contrachapado es el tipo de madera más usado a la hora de construir los muebles de una furgoneta camper. El del chopo es liviano y barato, pero poco resistente. No lo uses para estructuras que soporten peso, como la cama. Para esos es mejor usar contrachapados más duros, como el abedul.
muebles furgoneta camper
Contrachapado de abedul

9.1 Mueble de cocina para furgoneta camper

Para el mueble de la cocina nosotros usamos:

  • Contrachapado de abedul 15mm para la estructura (también podría hacerse con listones de madera y panelar con tablones más ligeros).
  • Contrachapado de abedul de 10mm para los frontales de las puertas y los cajones.
  • DM de 3mm para el fondo de los cajones.
  • Madera de haya maciza para la encimera.

Decidimos ponerle una cocina fija de 2 fuegos y un fregadero de tamaño convencional. Aunque ocupe más espacio que fogones o fregaderos específicos de camper son más prácticos y cómodos para viajes largos.

También añadimos una encimera extensible con una bisagra de piano y una pata que hicimos a medida.

Puedes ver el paso a paso en el Episodio 5 de “Esta furgo era una ruina”.

camperizar furgoneta paso a paso
Nuestra cocina en construcción
camperizacion furgoneta paso a paso
Nuestra cocina con la encimera sin desplegar
camperizar
Con la encimera desplegada

9.2 Cama para furgoneta camper

Seguimos con la estructura de la cama, hecha con listones de pino de 3cm y con un cajón extraíble para nuestras bicicletas de viaje que irían debajo y que construiríamos también con contrachapado, unas guías telescópicas y unos accesorios para mantener las bicis ancladas que conseguimos por internet.

Continuamos con la estructura de la cama. Para la base pusimos dos planchas de contrachapado de abedul de 15mm con una bisagra en medio para poder abrir la cama desde el interior de la furgo y así poder acceder al espacio de almacenaje del interior.

Es importante en este punto agujerear la madera para permitir al máximo la transpiración del colchón. Los meses de invierno se produce mucha condensación que provoca humedad en la parte baja y si no hay transpiración podría pudrirse el colchón y la madera. Hoy en día creemos que habríamos puesto un somier de lamas, que habría pesado menos y habría facilitado más aún que el colchón “respirase”.

El colchón pedimos que nos lo hicieran a medida. Es de 10cm: 8 de espuma y 2 de viscolástica. Quizá uno más alto habría sido más cómodo, pero a nosotros nos va bien.

Cama furgoneta camper
cama camper mueble
Nuestra cama y el almacenaje inferior

9.3 Baño con ducha para furgoneta camper

Para costruir el baño también usamos contrachapado de abedul de 15mm para las paredes, que fijamos posteriormente con escuadras a los nervios de la furgoneta (sabíamos dónde quedaban porque coincidía allá donde habíamos atornillado paredes y techo).

Para tratar las paredes (sobre todo las que dan al interior) hay que prestar especial atención en el tratamiento impermeable que vamos a utilizar. Nosotros, para que pudieran soportar el agua de la ducha, les dimos dos capas de barniz marino para barcos, después dos capas de pintura decorativa para madera y por último con 3 capas de Aquastop, un impermeabilizante multisuperficie.

Para la parte del suelo construimos una sencilla estructura para poder poner el poti (wc portátil) y a su vez para poder convertir el baño en una ducha.

El exterior lo barnizamos con el mismo barniz blanco que todos los muebles de nuestra furgo, un barniz satinado que tiñe los muebles pero que permite que se vea la veta.

furgoneta camper con baño
Nuestro baño camper

Para que entrara más luz al baño y para quitarle un poco de peso a la puerta, le hicimos unos agujeros que posteriormente cubriríamos con planchas de metracrilato traslúcido blanco a modo de cristalera falsa.

Todos los detalles de la construcción del baño los encuentras en el Episodio 8 de “Esta furgo era una ruina”.

9.4 Mesa y asientos para comer en tu furgoneta camper

Para la zona del despacho-comedor tuvimos que construir una plataforma para que el que se sentara en el asiento del conductor no tuviera los pies colgando cuando se sentara a comer. Aprovechamos esta plataforma para añadir dos cajones donde guardamos cachivaches varios de tecnología y cosas de oficina.

El sillón para el comedón lo hicimos de una manera muy sencilla: haciendo una estructura tipo cubo con contrachapado de abedul de 15mm donde la parte superior estaba enganchada con unas bisagras normales para poder abrirse desde arriba. A esta tapa también le añadimos unos agujeros para que respirase cuando alguien se sentara encima. En el interior de este asiento es donde guardamos todos los aparatos relacionados con la electrónica de la furgo: batería, cargador, inversor, cableado…

comedor furgoneta camper
Nuestro comedor
camperizar furgoneta camper
Nuestro comedor con la mesa desplegada

Para el comedor, adaptamos la estructura de la mesa abatible que ya venía con la furgo para que se adaptara al ancho de nuestra futura mesa con la ayuda de una moladora, una soldadora y pintura antioxidante.

La mesa la hicimos con contrachapado de abedul (qué chorprecha) y la hicimos abatible con una bisagra de piano. En la parte superior de la mesa pusimos un herraje en el que se podía encajar una pata de madera para hacer la mesa doble. PEEERO, tenemos que confesaros que casi nunca usamos la mesa doble. Demasiado engorro y demasiado grande. Así que ese paso ahora nos lo habríamos ahorrado.

Ya casi tenemos lista la zona del comedor. Solo falta ponerle el suelo vinílico a la plataforma y atornillarle la estructura de la mesa.

Lo guay de esta zona de comedor es que se convierte en un sofá-cama de manera muy sencilla gracias a la estructura de la mesa abatible. Este tipo de estructuras podéis encontrarlas fácilmente en cualquier tienda que venda artículos camper.

9.5 Almacenaje: muebles altillos y armarios para furgoneta camper

Como espacio de almacenaje construimos dos muebles altillos: uno pequeño para la cocina y otro más grande para el dormitorio, así como una cómoda que haría las veces de mesita de noche. La estructura de la cómoda es bastante sencilla y va anclada a la estructura de la cama y a la pared del baño respectivamente. Los muebles altillos van atornillados a los nervios de la furgoneta.

muebles furgoneta camper
Nuestra cómoda/mesita de noche
mueble altillo furgoneta camper
Muebles altillos donde almacenamos ropa

10º paso para camperizar: INSTALACIÓN DE AGUA Y GAS

Para la instalación del agua aprovechamos los depósitos que ya nos venían con la furgo que estaban en buen estado: uno de 100 litros de aguas limpias que colocamos en el interior de la furgo bajo la cama anclado con unas maderas y otro de 100 litros de aguas grises que ya estaba colocado en los bajos de la furgoneta y bien anclado con una estructura metálica. La ventaja de tener el depósito de aguas limpias dentro de la furgo es que es más difícil que se te congele en invierno, aunque si las grises se te congelan igualmente tendrás los desagües inservibles, ya que no tragarán.

instalacion de gas furgoneta

Para ello hay gente que le pone una llave de paso en la tubería que va del sumidero al depósito de grises para que, en caso de necesitarlo, el agua de los desagües vaya directamente al suelo (o a una palangana) en caso de estar parados en lugares de mucho frío.

Pásate por el Episodio 9 de “Esta furgo era una ruina” para ver cómo lo hicimos nosotros.

11º paso para camperizar: CALEFACCIÓN ESTACIONARIA

Poner una calefacción estacionaria es de esas cosas que da bastante pereza hacer uno mismo pero que marcan la diferencia para viajar durante todo el año calentitos. Nosotros tenemos una china que de momento nos está aguantando muy bien (desde el 2020 la usamos todos los inviernos). Si tienes que homologar cuidado, porque las chinas no pasan el certificado europeo. Tendrías que irte a una marca europea más cara.

Si no tienes muy claro cómo instalarla y no te aclaras con los tutoriales de youtube, siempre puedes ir a una empresa de camperizaciones a medida a que te la instalen.

calefaccion estacionaria china
Nuestra calefacción estacionaria china

12º paso para camperizar: MEDIDAS DE SEGURIDAD

Como medidas de seguridad añadimos pestillos gordos en todas las puertas para poder cerrarlas doblemente desde dentro y una cerradura UFO a prueba de taladros para cerrar la principal desde fuera.

También añadimos unos herrajes para montar y desmontar unas barras de hierro en las ventanas cuando tengamos que dejar la furgo aparcada en ciudades que nos den mala espina (o para cuando la vayamos a dejar en un único lugar vacía durante varios días seguidos).

seguridad furgoneta camper
Barras de seguridad desmontables
camperizar furgoneta
Pestillos para cerrar doblemente las puertas desde dentro
seguridad en furgoneta camper
Cerradura de seguridad UFO

13º paso para camperizar: CORTINAS, TAPICERÍA Y REMATES FINALES

Por último añadimos las cortinas y la tapicería del asiento del comedor hechos a mano por mi madre. ¡¡¡Muy recomendable tener visillos en la furgo!!! Para cuando quieres tener luz pero no quieres que te vean desde fuera. En la zona de la cabina incluido (si tenéis cabina y zona habitable unidos) se puede usar una barra de cortina para camiones que viene con la forma de la cabina ya hecha.

Te animamos a ver el último capítulo de “Esta furgo era una ruina” para ver cómo acabamos esta camperización que duró lo mismo que un embarazo.

cortinas furgoneta camper
El visillo de nuestra cabina

CONCLUSIONES

camperizacion antes y despues

El resultado es una casa con ruedas en toda regla. Viajar en furgoneta camper es más barato que hacerlo de hotel y, sobre todo, te da mucha más libertad de movimiento. Si quieres ver el resultado final de Cómo es vivir en 8 metros cuadrados dentro de nuestra furgo puedes echar un vistazo a nuestro canal de YouTube .

Dicho esto, te queremos advertir que nosotros hemos estado 9 meses dedicando el 100% de nuestro tiempo a camperizar (algo que no tiene todo el mundo) y que además nos dejaron las herramientas y un lugar donde poder camperizar a gusto y con electricidad.

¿Por qué decimos esto? Porque quizá te salga más a cuenta pagar a una empresa para que te camperice la furgo (aunque valga pasta) y así ahorrarte quebraderos de cabeza, que te advertimos que una camperización trae muchos, y muchísimo tiempo y disgustos probando a hacer algo que a lo mejor no sabes hacer. Pero si tienes las ganas, el tiempo, las herramientas y el lugar, ¡MANOS A LA OBRA! La satisfacción de hacer las cosas con tus propias manos no tiene comparación.

Aquí te dejamos un vídeo resumen de toda la camperización en tan solo 21 minutos.

También podría interesarte...
Viajar, ¿CON o SIN seguro de viaje?

Viajar, ¿CON o SIN seguro de viaje? Índice del artículo ¿Qué pasa si me pongo malo en el extranjero y no tengo seguro de viaje? ¿Cuáles son las consecuencias de viajar sin seguro de viaje o seguro médico? Puede que cuando planees un gran viaje no pienses en los imprevistos, y menos en los que

Leer más »
Acampar libre y ahorrarse el camping

Acampar libre y ahorrarse el camping Acampar libre es uno de los mayores placeres de la vida. Montar nuestra tienda de acampada en mitad del bosque y establecer allí nuestro campamento por libre sin tener que pagar un camping se ha vuelto parte de nuestra rutina diaria en esta vuelta al mundo. Durante este viaje

Leer más »

Viajar, ¿CON o SIN seguro de viaje?

Viajar, ¿CON o SIN seguro de viaje?

Índice del artículo

¿Qué pasa si me pongo malo en el extranjero y no tengo seguro de viaje?

¿Cuáles son las consecuencias de viajar sin seguro de viaje o seguro médico? 

Puede que cuando planees un gran viaje no pienses en los imprevistos, y menos en los que se refieren a la salud. En si un día te vas a levantar con un dolor terrible en la espalda, en si te van a salir las muelas del juicio justo en el mejor momento de tu aventura, ni tampoco en que puedas sufrir un accidente de tráfico.

Pero por experiencia te aseguramos que estas cosas pasan, sobre todo cuando menos te lo esperas.

¿Merece la pena contratar un seguro de viaje o un seguro médico para viajar?

Seguro que se te ha pasado esta pregunta por la cabeza mientras haces los preparativos de ese viaje soñado que llevas tanto tiempo preparando y para el que, seguramente, te has dejado una buena parte de tus ahorros.

¿Merece la pena de verdad gastar más dinero en un seguro de viaje cuando yo nunca me pongo malo?

Veamos algunos supuestos para entender mejor de qué manera puede serte útil (o no) un seguro de viaje según los países a los que vayas a ir de vacaciones.

VIAJAR POR EUROPA. ¿Merece la pena contratar un seguro de viaje si soy europeo?

Puede que, si eres europeo, pienses que viajar por Europa sin seguro médico o seguro de viaje no vaya a ser un problema para ti. Pero, ¿es así realmente?

Echemos un vistazo a las opciones que tienes.

LA TARJETA SANITARIA EUROPEA

Durante nuestro viaje en bicicleta de año y medio por Europa y África fuimos alternando métodos para viajar seguros en caso de necesitar atención médica.

En Europa, durante los primeros meses, decidimos viajar sin seguro médico ni seguro de viaje. Esto es porque pudimos beneficiarnos de las ventajas de viajar con la Tarjeta Sanitaria Europea, un documento que acredita a residentes de la Unión Europea el derecho a recibir atención médica pública en las mismas condiciones que los habitantes del país en el que se encuentran, siempre que estén dentro de la Union Europea y países adheridos al tratado Schengen.

¿Qué SÍ cubre la tarjeta sanitaria europea?

La tarjeta sanitaria europea solo es válida en ciertos países de Europa, ni mucho menos en todos. Además, tiene una duración limitada en el tiempo y hay que solicitarla para poder obtenerla. Esto quiere decir que si vas a viajar por Europa sin seguro, tendrás que preocuparte de solicitarla con tiempo, informarte de todas sus condiciones y de en qué países estarás cubierto con ella.

Las condiciones pueden variar con el tiempo, por lo que te recomendamos que te informes al respecto en la oficina de la seguridad social que tengas más a mano o directamente en esta página web.

Además, la tarjeta sanitaria europea solo te garantizará la asistencia sanitaria al mismo coste y con las mismas condiciones que lo haría la Seguridad Social del país en el que te encuentres. Es decir, si en ese país hay copago, tan solo se te rembolsaría la parte que la Seguridad Social que ese país reembolsa.

¿Qué NO cubre la tarjeta sanitaria europea?

No debes confundir la atención médica que cubre la tarjeta sanitaria europea con los mismos servicios que ofrece un seguro de viaje.

En lo siguiente, la tarjeta sanitaria no te servirá de nada.

  • Problemas con tu vuelo
  • Pérdida de equipaje
  • Robo
  • Regreso anticipado
  • Cancelación
  • Responsabilidad civil y penal
  • Repatriación

TARJETA VISA

Algunos bancos incluyen un seguro de viaje básico si pagas con tu tarjeta VISA. Sin embargo, este tipo de seguros suele tener coberturas muy pobres y con un límite de gasto que suele rondar los 6000€, lo que supone un importe limitado incluso en los países más económicos.

Si posees uno de estos seguros asociados a tu tarjeta VISA deberás informarte con tu banco de las condiciones y coberturas.

No te sorprendas si mencionan que funcionan con franquicia (es lo habitual y suele ser elevada en este tipo de seguros tan básicos). Esto significa que siempre tendrás que pagar una parte fija de tu factura médica.

VIAJAR FUERA DE EUROPA. ¿Con o sin seguro?

Si te pones malo, enfermas, tienes un accidente o necesitas atención médica en el extranjero tienes que tener en cuenta tres cosas:

1. ¿Es obligatorio viajar con seguro a ese país?

En algunos países no vas a tener siquiera la opción de elegir no contratar un seguro de viaje, porque no podrás cruzar su frontera sin uno.

Países como Cuba, Argelia, Ecuador, Rusia o Irán obligan a los extranjeros a contratar un seguro de viaje para entrar al país, aunque sea en calidad de turista.

Para asegurarte de qué requisitos tienes que cumplir según tu país de destino te recomendamos visitar la web del Ministerio de Asuntos Exteriores antes de organizar tu viaje.

2. ¿Cuánto cuesta la atención sanitaria en ese país?

En España estamos acostumbrados a no tener que preocuparnos por lo que cuestan las consultas médicas o intervenciones quirúrgicas al ser un servicio público (aunque sí lo paguemos con nuestros impuestos).

Eso no significa que no cuesten dinero, solo que se hace cargo el estado por nosotros.

Sin embargo, no en todos los países funciona del mismo modo. En algunos el precio de la atención médica puede convertirse en una verdadera pesadilla si no tienes seguro que te cubra.

Aquí van algunos ejemplos de lo que puede costarte la atención médica en el extranjero:

  • Una consulta en Canadá: 150€
  • Una fiebre alta en Indonesia con ingreso: 1600€
  • Una operación de apendicitis en EE.UU: 35000€
  • Una fractura de fémur en Chile: 16000€
  • Una resonancia magnética en Nueva Zelanda: 800€
  • Una repatriación desde California: 42000€ (pudiendo ser el doble si necesitaras un avión con equipo médico).

3. ¿A qué tipo de atención sanitaria puedo acceder en los hospitales de ese país?

Puede que la atención médica sea barata en el país al que vayas a viajar, pero debes preguntarte si sus centros sanitarios contarán con los medios necesarios para atenderte en el caso de que lo necesites.

A veces no hay otra que ir al hospital más cercano, pero no siempre coincidirá con el que podría tratar mejor tu caso. En ocasiones, los propios médicos podrían recomendarte regresar a tu país de origen para seguir tu tratamiento en mejores condiciones.

Con un seguro de viaje los gastos de esa repatriación estarían cubiertos.

En algunos casos y según tu póliza, el seguro también podría darte la libertad de elegir en qué centro médico quieres visitarte dentro del país en el que te encuentras. Algo que ayuda mucho si quieres visitar, por ejemplo, un especialista concreto.

 

DIFERENCIAS entre viajar CON y SIN seguro de viaje

Si viajas al extranjero y no tienes seguro de viaje, lo que sucederá en caso de que necesites atención médica es que serás tú quien deba hacerse cargo de la totalidad de tus gastos médicos u hospitalización. 

Esto puede salirte por un ojo de la cara y, sin exagerar, arruinarte económicamente dependiendo del país por el que viajes y el tratamiento que debas recibir.

Por norma general si tienes una urgencia te atenderán en todas partes, pero después tendrás que hacerte cargo de la factura que se derive de la atención recibida.

Cuando viajas con seguro de viaje, la empresa aseguradora se encarga de pagar tus facturas médicas, desde una consulta médica hasta una intervención quirúrgica, pasando por atención odontológica y asistencia legal, dependiendo de tu póliza.

¿Qué cubre un seguro de viaje?

Te mostramos las principales coberturas que te puede cubrir un seguro de viaje:

  • Asistencia y repatriación las 24h y en español.
  • Atención médica sin adelantar dinero ni franquicias.
  • Gastos médicos cubiertos.
  • Coberturas COVID-19: gastos médicos, de repatriación, regreso anticipado y prolongación de la estancia en caso de contraer COVID-19.
  • Pérdida de equipaje.
  • Robo
  • Regreso anticipado en caso de hospitalización grave o fallecimiento de un familiar, de siniestro en tu domicilio, de atentado o desastre natural en tu lugar de estancia.
  • Regreso anticipado por interrupción del viaje: reembolso de las vacaciones no disfrutadas.
  • Cancelación
  • Responsabilidad civil y penal

Para saber hasta qué cantidad cubrirá tu seguro cada incidencia durante el viaje deberás fijarte en los máximos que cubre la póliza según cada supuesto.

En este enlace puedes calcular tu seguro de viaje ideal según el tipo de aventura que tienes planeada para estas vacaciones.

Además, si vienes de nuestra parte podrás obtener un 7% de descuento en tu seguro con Chapka utilizando el cupón: VIVIRENRUTA

  • Nosotros siempre viajamos con este seguro de viaje.

  • Cupón del 7% de descuento con Chapka: VIVIRENRUTA

¿CÓMO FUNCIONA UN SEGURO DE VIAJE?

Lo primero que debes hacer: elegir las coberturas correctas.

Antes de contratar tu seguro de viaje debes leer bien qué coberturas y garantías se incluyen en tu póliza.

Ten en cuenta qué tipo de actividades vas a realizar: deportes de riesgo, senderismo, buceo, cicloturismo… Y en función de ello elige el seguro que te cubra en función de tus necesidades. 

Este es un paso muy importante a la hora de organizar tus viajes. Dedícale el tiempo necesario a calcular qué tipo de actividades realizarás para que estés cubierto en caso de necesitar asistencia.

 

Con Chapka puedes crear un seguro personalizado según tu tipo de viaje. En este enlace puedes calcular el tipo de seguro que necesitas.

En nuestro caso, dado que viajamos durante todo el año y por distintos países, tenemos el seguro CAP Trotamundos,  cuyos puntos fuertes, entre otros, son:

  • Cobertura en todo el mundo.
  • Incluye deportes de riesgo
  • Gastos médicos ilimitados
  • Seguro de equipaje hasta 3000€
  • Permite contratarlo mientras estamos de viaje en el extranjero
  • Cubre viajes largos de 3 a 24 meses
  • Tiene asistencia telefónica incluida en español y 24h al día, 7 días a la semana. Un servicio muy útil si no estás seguro de tener que ir de urgencias, pero sí de necesitar que te receten, por ejemplo, un medicamento para tratar tus síntomas.

Ya tengo el seguro. ¿Cómo procedo en caso de necesitar asistencia durante mi viaje?

Cuando contrates tu seguro, te llegará a tu dirección de correo electrónico tu contrato o certificado de seguro.  En él encontrarás la información relacionada con el tipo de seguro que has contratado y el número de póliza o certificado. 

Este número es importante, pues te lo suelen pedir cuando llamas para realizar una consulta o solicitar un servicio, así que te recomendamos que lo tengas siempre a mano.

Otra información que te llegará al email es el procedimiento que tendrás que seguir en caso de tener una incidencia durante tu viaje.

Entre esta información tienen que aparecer:

  • El número de teléfono al que tienes que llamar en caso de necesitar asistencia durante el viaje.
  • El procedimiento antes de incurrir en ningún gasto que el seguro vaya a cubrir.
  • Procedimiento para solicitar asistencia, en caso de tener que ir al médico o necesitar una repatriación, por ejemplo.
  • Procedimiento en caso de necesitar declarar otro tipo de siniestro, como en pérdidas de equipaje o robo.

¿Cómo me reembolsan los gastos médicos?

Las aseguradoras tienen dos formas de reembolsar los gastos médicos: 

  • El usuario debe adelantar los gastos y la aseguradora los reembolsa tras examinar el caso.
  • La aseguradora es quien paga directamente y el cliente no debe adelantar dinero.

En caso de hospitalización, en ninguno de los dos casos tendrás que adelantar el dinero. 

Las aseguradoras que te piden adelantar el dinero suelen darte más libertad a la hora de elegir el centro sanitario al que acudir.

Las que lo pagan directamente suelen decidir en qué centros te visitarán.

 

De lo que te tienes que preocupar en mayor medida es de conocer el procedimiento de siniestro que tiene tu aseguradora y seguirlo al detalle, presentando los documentos que te pidan y acudiendo a los centros que te recomienden. Salvo en una urgencia. En caso de urgencia lo primordial es acudir al hospital lo antes posible y así te lo recomendarán las propias aseguradoras.

En nuestro caso, con Chapka solo tienes que llamar por teléfono y ellos se ocupan de todo: te dicen cómo proceder y a dónde ir y no tendrás que adelantar ni un euro.

IMPORTANTE: Si contratas tu seguro estando ya de viaje tendrás periodo de carencia antes de poder hacer uso de sus servicios, salvo en casos de accidentes graves. Esto sirve para evitar que alguien con una dolencia ya preexistente utilice el seguro de forma fraudulenta. Lo mejor y más recomendable es contratar siempre tu seguro antes de salir de viaje.

 

TE CONTAMOS NUESTRA EXPERIENCIA: pérdida de equipaje y emergencia médica.

Pérdida de equipaje

Hace algunos años viajé a Nicaragua como voluntaria en un programa de ayuda al desarrollo. El proyecto consistía en documentar, grabar y fotografiar cómo estaban prosperando las comunidades aisladas en las que la ONG llevaba trabajando desde hacía años.

Cargué mis mochilas a rebosar de material fotográfico y de todo lo necesario para estar moviéndome de una aldea a otra durante el mes que durara el voluntariado.

Cuál fue mi sorpresa al llegar al aeropuerto de Nicaragua, tras 14 horas de vuelo, y ver que mi mochila no aparecía por la cinta de equipaje.

El bochorno al tener que vivir el resto de semanas pidiéndoles favores a mis compañeros de viaje realmente llegó a enturbiar mi experiencia durante el mes entero.

Afortunadamente (y sin siquiera hacerlo a propósito) todo el material fotográfico iba conmigo en el equipaje de mano.

CONSEJO

Lleva siempre los objetos de más valor en tu equipaje de mano. Nunca sabes dónde acabará tu maleta facturada.

Tras muchísimas llamadas a la compañía aérea tratando de localizar dónde había acabado mi mochila y después de haber tenido que interrumpir mi voluntariado en una ocasión para ir al aeropuerto a identificar una mochila extraviada que no era la mía, llegó la hora de aceptarlo:

No iba a recuperar mi equipaje.

Lo que siguió fueron muchas promesas de compensación por parte de la aerolínea que jamás se llegaron a materializar.

¿Sabéis quién fue el único que me dio una solución sin poner ni un solo pero? Mi seguro de viaje.

No es que me pudieran devolver mi equipaje, eso era imposible, pero sí me dieron una compensación económica por el valor de lo que perdí.

¡Aleluya!

Emergencia médica

1. Caso leve con teleasistencia

Durante nuestro viaje por carretera por Europa, hubo dos ocasiones cruciales donde necesité asistencia médica de urgencia. En ambos casos fue por el mismo motivo: una lumbalgia aguda que me dejó incapacitada durante varias horas.

La primera vez que me pasó estaba en Italia, y no estaba segura de ir a urgencias por el miedo a estar durante horas parada en una sala de espera. Sentía mucho dolor, pero no fue tan incapacitante como la segunda vez, cuando sí necesité ser trasladada a un hospital.

En esta primera ocasión, lo que hice fue llamar al teléfono de asistencia de mi seguro, Chapka, para solicitar una teleconsulta con un médico en español

Fue verdaderamente sencillo: me atendió una doctora española que abrió un expediente con mi caso clínico. Me hizo unas preguntas acerca de los síntomas, antedecentes y nivel del dolor. Seguidamente me diagnosticó lumbalgia aguda y me recetó un potente antiinflamatorio que solo puede comprarse con receta médica. A los pocos minutos tenía el volante médico con las indicaciones para el tratamiento y la receta de las pastillas. Con ella fui a la primera farmacia que encontré y, sin ningún tipo de problema, me dieron los medicamentos recetados.

2. Caso de urgencia y revisión por un especialista

El segundo episodio de lumalgia aguda me dio en Grecia, a los pies del monte Olimpo, y esta vez sí me dejó totalmente incapacitada. El dolor que se siente solo lo entenderán quienes hayan sufrido el mismo problema alguna vez.

Llamé inmediatamente a Chapka, donde me atendieron como siempre en español. Me pasaron con una doctora nuevamente para recibir teleasistencia. Esta vio que estaba tan mal que me recomendó ir directamente a urgencias.

Chapka me facilitó el número de la ambulancia de la región en la que me encontraba y en unos minutos me vinieron a buscar. Me trasladaron a un hospital de montaña, donde me hicieron unas cuantas pruebas y me inyectaron antiinflamatorio en la zona afectada. 

Esto se podría haber quedado ahí, pero la doctora de Chapka que me atendió decidió darme cita con traumatología para que un médico especialista diagnosticara de dónde procedía el dolor que me provocaba estos episodios.

Gracias al seguro pude tener asistencia médica igual o mejor que la que habría tenido en mi país, con menos esperas y con todas las garantías.

CONCLUSIONES

Nuestra recomendación es que no te la juegues: viaja siempre protegido. 

Con las recomendaciones que te hemos dado a lo largo del artículo puedes planificar mejor qué tipo de cobertura necesitas para el tipo de viaje que estás planeando.

Hoy en día un seguro de viaje puede costarte realmente poco y el alivio de estar protegido en caso de incidente hará que viajes mucho más tranquilo. Tener asistencia en un país desconocido cuando más lo necesitas no tiene precio.

Además, recuerda que si vienes de nuestra parte, tendrás un 7% de descuento en tu seguro de viaje con Chapka. ¡Solo tienes que usar nuestro cupón!

  • Nosotros siempre viajamos con este seguro de viaje.

  • Cupón del 7% de descuento con Chapka: VIVIRENRUTA

También podría interesarte...

Acampar libre y ahorrarse el camping

Acampar libre y ahorrarse el camping Acampar libre es uno de los mayores placeres de la vida. Montar nuestra tienda de acampada en mitad del bosque y establecer allí nuestro campamento por libre sin tener que pagar un camping se ha vuelto parte de nuestra rutina diaria en esta vuelta al mundo. Durante este viaje

Leer más »

Cómo tomar la decisión

Cómo tomar la decisión Decisiones. Tan difíciles de tomar a veces. Puede parecer que nosotros siempre tuviéramos muy clara la nuestra: dejarlo todo e irnos a dar la vuelta al mundo. Pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que no nos preparan para tomar decisiones ni en la escuela ni a menudo en

Leer más »

Acampar libre y ahorrarse el camping

Acampar libre y ahorrarse el camping

Acampar libre es uno de los mayores placeres de la vida. Montar nuestra tienda de acampada en mitad del bosque y establecer allí nuestro campamento por libre sin tener que pagar un camping se ha vuelto parte de nuestra rutina diaria en esta vuelta al mundo.

Durante este viaje hemos puesto nuestra tienda de acampada en infinidad de lugares: Hospitales, hoteles abandonados, la montaña, iglesias, parques nacionales, en la cuneta, en granjas, en cuarteles de policía, chiringuitos de playa y un sinfín de lugares más.

Pero no siempre fue así. Las primeras veces que hicimos acampada libre fueron bastante desastrosas. Como todo, es una actividad que se va perfeccionando con la práctica. Después de más de un año y medio viajando con nuestra tienda de acampada, os contamos cuáles son nuestros trucos y consejos para acampar libre en la montaña:

1) Buscar un lugar alejado de la gente

 Aunque en algunos países la acampada libre es ilegal, ese no es el único motivo por el que siempre buscamos sitios alejados para acampar libre. Y es que cuando estás viajando, tu tienda de campaña es tu casa. Necesitas descansar sin que te molesten los ruidos de la ciudad o la gente curiosa. A veces te interesará acampar cerca de otras personas, como por ejemplo en un parque de bomberos. 

Pero si lo que buscas es una experiencia más conectada con la naturaleza te aconsejamos que busques un buen sitio escondido en el bosque. Evitarás estresarte por la noche con la idea de que algún aprovechado intente robarte y lograrás una intimidad que de seguro agradecerás.

¿Cómo lo hacemos nosotros?
 

Utilizamos varias aplicaciones de móvil dependiendo del continente o del país para buscar lugares tranquilos donde acampar libre dentro de nuestra ruta. Las que más utilizamos son iOverlander y Maps.me
 
iOverlander: Funciona como un mapa pero con la particularidad de que hay multitud de puntos de interés para aquellos que practican la acampada libre. 

Te permite buscar lugares de acampada libre en los que la gente ha ido dejando comentarios sobre cómo ha sido su estancia en el lugar y de que sumministros se disponía. Información útil como si hay animales salvajes, especialmente últil en África, si está permitido acampar o si hay acceso a agua potable. Además también encontrarás información interesante sobre campings o hostales incluyendo el precio, si había wifi, electricidad, agua potable, lavabo y los comentarios de los últimos viajeros que han pisado el lugar.

 
Una herramienta útil tanto para hacer acampada libre como para ir en una camper o autocaravana, aunque en sus inicios se creó para los grandes overlanders 4×4. Resulta muy interesante llegar a un camping u hotel sabiendo los precios de antemano para que no te timen.
Captura de pantalla de iOverlander
Detalles de un punto de interés marcado en iOverlander

 Maps.me:  Parecida a la anterior, es una aplicación que también funciona como un mapa, con la particularidad de que funciona offline. Muy útil para seguir la ruta cuando estamos en países sin cobertura móvil ni datos contratados. También indica puntos de interés en el mapa como supermercados, bancos o agua potable.  Lo único que debes hacer es descargarte los mapas del país cuando tengas acceso a Wifi y listo. Funciona de forma parecida a google maps. No aparecen los puntos de acampada libre de otros viajeros, o por lo menos no con tanta frecuencia, pero es un gran mapa para ubicarnos y planificar rutas. También funciona como gps y te calcula los kilómetros de distancia de la ruta que elijas con su desnivel en el modo bicicleta o caminando. 

NOTA: A veces Maps.me puede calcular rutas excesivamente largas y sin sentido en su modo de caminar y bicicleta. Hay que ir con cuidado con eso si no quieres acabar aciendo km de más o acabar en un camino sin camino.

2) Evitar que te vean entrar al lugar de acampada.

Vas a acampar libre en el bosque y estarás solo, pero intenta también evitar que los desconocidos de los alrededores puedan saber dónde vas a acampar esa noche. Puede parecer un pensamiento algo paranoico y no siempre es necesario tener tanta precaución, pero sí es importante usar nuestro sentido común y ser precavidos.

Esta es una norma que intentamos cumplir el 100% de las veces. En una ocasión no la cumplimos acampando en Albania y por la noche nos robaron una mochila. Un niño nos vio acampando y se escondió detrás de los arbustos para esconderse. Nosotros sabíamos que nos estaba mirando pero lo tomamos con cachondeo. Esa noche alguien se acercó a la tienda acompañado por varios perros que nos ladraban desde fuera y que no nos dejaban salir por miedo de que nos atacaran. Al día siguiente teníamos una mochila menos.

Hay que tener en cuenta que sólo fue una vez de las muchas otras que acampamos sin ningún problema, pero si puedes evitarte el susto haciendo que nadie sepa tu lugar de acampada tu seguridad aumentará exponencialmente durante la noche. En nuestros vídeos de Youtube verás un sinfín de acampadas en varios continentes.

Descubriendo un nuevo lugar de acampada libre en Eslovenia, octubre del 2017

3) Orientar correctamente la tienda.

Cuando empezamos a acampar con climas más fríos, como cuando cruzamos Croacia por la costa del mediterraneo, nos dimos cuenta de que el rocío de la mañana se congelaba y cubría nuestra tienda de campaña de un manto blanco de escarcha que tardaba mucho en derretirse.

Esto implicaba que teníamos que esperar a que el sol llegara hasta donde estábamos para que la tienda se secara y pudiéramos secarla antes de guardarla (sino se puede pudrir). Dependiendo de la época del año y del lugar en el que estemos nos interesará recibir la primera luz del sol por la mañana o evitarla. Para conseguirlo debemos saber por qué dirección va a salir el sol.

¿Cómo saber por donde sale el sol?

El sol sale siempre por el este. Bien, no exactamente. En invierno sale algo más acercado al sureste y en verano al noreste, pero si tomamos el este como referencia nos equivocaremos pocos grados. Los puntos cardinales podemos ubicarlos con una brújula. 

Nosotros llevamos siempre una pequeña brújula de bolsillo en nuestras mochilas.

También nuestro GPS de senderismo dispone de una, pero también se puede averiguar con el móvil. Si tu móvil tiene brújula puedes calcularlo tú mismo o descargarte una aplicación para tener más precisión.

Esta aplicación te da información sobre la salida y puesta de Sol en cualquier fecha, hora y lugar. Además te lo muestra en una brújula 3D utilizando tu localización. Es tan precisa que la utilizan muchos fotógrafos para conseguir las mejores tomas. Nosotros usábamos cada uno de los métodos según nos pillaba más a mano.

Ejemplo de cómo funcionan estas aplicaciones

4) Conocer la fuerza y dirección del viento

En nuestras primeras acampadas no teníamos ni idea de lo mucho que podía influir el viento a la hora de acampar libre. Pero en Croacia y en Namibia el viento se convirtió en una de nuestras mayores preocupaciones a la hora de la acampada.

Con rachas de viento que pueden alcanzar los 200 km/h, la diferencia entre que tu tienda esté orientada para estar protegida contra el viento o no es clave. Para ello necesitas saber de dónde sopla el viento y con que intensidad.

Al principio nos chupabámos un dedo  y lo alzábamos como hacen en las películas para ver si lo adivinábamos, pero no resultó demasiado eficaz. Y es que los vientos cambian constantemente. Puede que en el momento de la acampada todo esté en calma, pero que durante la noche todo cambie y el viento empiece a doblar las varillas de tu tienda de acampada y sientas que vas a salir volando.

Te recomendamos que lleves un buen material de acampada que notarás sobretodo en este tipo de situaciones. En este link puedes ver todo nuestro material de acampada: Material.

¿Cómo saber la predicción del viento y su intensidad?

Windy.com

Nosotros utilizamos una aplicación llamada Windy (gratis). Esta app te da información precisa sobre la intensidad del viento y sobretodo la dirección. Puedes acampar tranquilamente en una noche de fuerte viento si sabes cómo proteger tu tienda.

Para ello debes localizar algún elemento que haga de pantalla. A veces algo tan sencillo como poner la tienda en el lado protegido de unos matorrales ha supuesto una gran diferencia. Si tienes la suerte de encontrar una pared o un cobertizo asegúrate de colocar la tienda en la posición correcta para que ese elemento sea tu paravientos y no salgas volando.

5) Informarte sobre el índice de delincuencia en la zona.

En todos los países hay unas zonas más conflictivas que otras. Lo primero que hacemos antes de empezar a viajar por una área determinada es hacer una rápida búsqueda de información en google y en blogs de otros viajeros que han hecho la misma ruta que nosotros vamos a hacer. Una página web que consultamos de vez en cuando para averiguarlo es safearound.com y la web del ministerio de exteriores de nuestro país, http://www.exteriores.gob.es en el caso de España.

Estas webs suelen dar una visión bastante mala de muchos países y no siempre hay que seguir sus indicaciones a raja tabla, pero sí nos pueden dar información acerca de algunos barrios o ciudades que es mejor evitar.

Lo mejor es complementar esta información con la de otros viajeros o , si es posible, con la de alguien local que viva en la zona (como por ejemplo un couchsurfer). 

Si la zona por donde vamos a ir es peligrosa preferimos evitar la acampada libre y no jugárnosla.

  • Nosotros siempre viajamos con este seguro de viaje.

  • Cupón del 7% de descuento con Chapka: VIVIRENRUTA

6) Conocer la fauna salvaje del lugar

No cometas como nosotros el error de darte cuenta demasiado tarde de que has acampado en una zona llena de osos. Más que nada porque, si eres un valiente y quieres hacerlo, tendrás que seguir una serie de precauciones para evitar sustos, pero si antes no te has informado de qué fauna salvaje habita en la zona donde vas a dormir puedes tener encuentros bastante escalofriantes con algunos animales.

Este punto cobró una importancia vital en nuestro paso por África, donde hicimos acampada libre rodeados de hipopótamos, hienas, cebras y elefantes.

Es importantísimo saber cómo hay que actuar ante cada tipo de animal para evitar enfrentamientos. La mayoría de animales no le harán ni caso a tu tienda de campaña, ¡pero no se te ocurra meter comida dentro que pueda atraerlos!

Incluso en lugares sin depredadores es mejor que no lo hagas. A nosotros nos rompió el suelo de la tienda una marmota que había olido el pan que guardábamos dentro 🙁

Acampando en las llanuras de Sudáfrica, hogar de hienas y chacales.

7) Si puedes evitar que se te haga de noche, mejor

Aunque muchas veces nos va a tocar avanzar de noche y buscar un lugar entre la penumbra donde colocar la tienda de acampada, nosotros siempre intentamos evitarlo.

Durante la noche no tienes una visión global de dónde te metes ni de si hay un camino de tierra cerca por el que pasen los coches y te puedan descubrir.

Durante el día siempre resulta más agradable montar nuestro campamento con calma y cocinar una rica cena a la luz del atardecer. Si la noche te alcanza, mejor que ya sea sentado en tu silla de camping mirando las estrellas y con tu campamento montado.

8) Planifica tu ruta con anterioridad antes de acampar libre

Suponiendo que vas a hacer acampada libre durante una aventura en bicicleta o senderismo, te recomendamos que planifiques la ruta antes de comenzar.

Una aplicación muy útil que puedes utilizar tanto en ordenador como en dispositivos móviles es Komoot.

Con esta aplicación puedes diseñar rutas allá donde estés, personalizándolas según tu estado físico y planificando qué puntos de interés quieres ver según lo que han ido recomendando otros usuarios.

Nosotros sobre todo la usamos para hacer senderismo, pero también para hacer rutas de varios días en bicicleta. Es muy sencilla e intuitiva de usar. 

Como ves en los ejemplos de arriba, puedes elegir qué deporte quieres hacer y ver qué lugares de interés han marcado en el mapa otros senderistas. Cuando tengas planificada la ruta, podrás ver toda la información importante como distancia, perfil de elevación, dificultad, tipos de superficies (carretera, pista, sendero…), duración estimada de la ruta según tu estado físico y hasta la predicción del tiempo con recomendaciones de equipaje antes de salir.

De esta forma puedes encontrar y planificar tu ruta allá donde estés.

Además, también puedes crearte un perfil para recopilar todas las rutas que vas haciendo, subir fotos, añadir una descripción y compartirla con quien tu quieras.

Desde que descubrimos esta app la usamos cada vez que queremos hacer una ruta, ya sea improvisada o de varios días. 

Puedes echar un vistazo a las rutas que vamos haciendo en nuestro perfil de Komoot.

Por último, ¡aquí tienes un descuento en tu seguro de viaje!

Acampar libre es siempre una aventura excitante, y si tienes en cuenta estos trucos y consejos, ¡será una experiencia mucho más segura!

Pero para que realmente sea seguro, te recomendamos no viajar nunca sin un seguro de viaje. Nosotros confiamos en los seguros de Chapka desde que dimos el salto a África y siempre han estado ahí para atender todas nuestras necesidades.

Si tú también estás pensando en lanzarte a la aventura, te obsequiamos con un cupón de descuento del 7% para la contratación de tu próximo seguro con Chapka.  

¡Que los vientos te sean favorables!

  • Nosotros siempre viajamos con este seguro de viaje.

  • Cupón del 7% de descuento con Chapka: VIVIRENRUTA

Antes de irte, no olvides que tienes GRATIS un regalo: Nuestro mini Ebook “Razones para ser nómada”. Descárgatelo gratis haciendo click en el siguiente enlace:  Ebook de vivir en ruta.

Si te ha resultado útil este artículo compártelo con los demás y déjanos tu comentario si tú también tienes trucos para acampar libre.

Comparte esto:

Share on facebook
Share on twitter

También podría interesarte...

Viajar, ¿CON o SIN seguro de viaje?

Viajar, ¿CON o SIN seguro de viaje? Índice del artículo ¿Qué pasa si me pongo malo en el extranjero y no tengo seguro de viaje? ¿Cuáles son las consecuencias de viajar sin seguro de viaje o seguro médico?  Puede que cuando planees un gran viaje no pienses en los imprevistos, y menos en los que

Leer más »

Cómo tomar la decisión

Cómo tomar la decisión Decisiones. Tan difíciles de tomar a veces. Puede parecer que nosotros siempre tuviéramos muy clara la nuestra: dejarlo todo e irnos a dar la vuelta al mundo. Pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que no nos preparan para tomar decisiones ni en la escuela ni a menudo en

Leer más »

Cúanto cuesta viajar en bicicleta

¿Cúanto cuesta viajar en bicicleta?

Antes de empezar nuestra aventura de viajar en bicicleta nos hicimos esta pregunta: ¿cuánto cuesta dar la vuelta al mundo? En este artículo te contamos cuál es nuestro presupuesto mensual.

Lo que gastemos viajando dependerá del tipo de viaje que queramos realizar. En este caso os vamos a hablar del presupuesto de un viaje en bicicleta y autosuficiente, lo que significa vivir de manera suficientemente autónoma como para gastar lo mínimo viajando.

Nuestro presupuesto para viajar por Europa es de 10€ diarios entre dos personas (puesto que nosotros viajamos en pareja), así que estamos hablando de un gasto de 5€ por persona y día. Esta cantidad la invertimos básicamente en comida, ya que viajando en bicicleta no gastamos dinero ni en alojamiento ni en desplazamiento (esta es una de las razones por las que elegimos la bicicleta para viajar).

A esta cantidad hay que sumar dos gastos: el consumo de móvil y los imprevistos (creednos, siempre hay imprevistos). En la cifra que os damos a continuación estos dos gastos están incluidos.

Nuestro presupuesto mensual para viajar por Europa en bicicleta es el siguiente:

+ 300€/mes para COMIDA (que cocinamos nosotros mismos)

+ 30€/mes para MÓVIL

+ 70€/mes para IMPREVISTOS*

0€/mes para DORMIR (acampamos o nos acogen anfitriones voluntarios)

0€/mes para DESPLAZAMIENTO (viajamos en bicicleta)

*Imprevistos: Algunos imprevistos son más caros que otros, por eso hemos hecho una media de lo que nos han costado a nosotros hasta el momento. Un imprevisto puede ser desde una tormenta eléctrica que te obligue a dormir en un alojamiento de pago hasta que se te rompa algo del equipo y tengas que pagar una reparación. Cuanto mayor (o más caro) sea nuestro equipaje, mayor cantidad de dinero tendremos que reservar para los imprevistos.

Este es nuestro presupuesto para viajar por Europa. Hay que tener en cuenta que hay múltiples factores que pueden hacerlo cambiar, entre ellos los lugares por los que viajemos. Viajar por Asia no cuesta lo mismo que viajar por Australia, igual que dentro del mismo continente Europeo no cuesta lo mismo viajar por Suiza que viajar por Serbia. Del mismo modo, la mayor parte de lo que gastemos durante el viaje dependerá de cómo gestionemos el dinero y cómo lo invirtamos. Para nosotros lo más importante es poder vivir viajando, es por ese motivo que elegimos viajar en bicicleta y alargar al máximo el tiempo que nos podemos mantener haciéndolo. Además, tenemos ciertos trucos para viajar barato y para ahorrar al máximo durante el viaje. Si quieres saber cuáles son en este artículo te lo contamos.

Comparte esto:

Share on facebook
Share on twitter
Share on google

Tengo miedo a cambiar de vida

Tengo miedo a cambiar de vida

Algo ha latido dentro de mí desde hace muchos años: Tengo miedo a cambiar de vida. Ahora lo sé y entiendo por qué.

A lo largo de mi vida he sentido el deseo de cambiar de vida y viajar, descubrir otros países, otras culturas y de vivir de una manera más sencilla a la que estoy acostumbrado. Durante muchos años he tenido la sensación de poder optar a una vida diferente y no atreverme a dar el paso. Ahora, que estoy escribiendo estas líneas sentado bajo un árbol y con mi bicicleta de viajes al lado, para que entiendo con más claridad por qué no arrancaba lo que yo llamo Mi viaje interior.

 

Cuando uno emprende un cambio de vida antes debe recorrer un viaje quizá más largo y doloroso: un viaje interior. Un viaje interior es aquél que recorremos a las profundidades de nuestra propia identidad y que nos ayuda a entender mejor nuestras emociones, limitaciones y deseos. Este es el viaje que, aún sin saberlo, estuve transitando durante años tratando de encontrar el sentido de mi propia existencia. Habían cosas que sabía y cosas que no sabía de mí mismo. Lo que sí sabía perfectamente es que amo la libertad, el aprendizaje y descubrir cosas nuevas. También sabía lo que no me gustaba: trabajar en un empleo que ya no me llenaba, los compromisos sociales y las personas empeñadas en hacer creer a los demás que el mundo es una porquería.

Sin embargo no sabía cómo toda esa información que tenía sobre lo que me gustaba y lo que no me gustaba iba a ayudarme a cambiar de vida. Sin saberlo, tenía un montón de miedos y limitaciones que no me dejaban avanzar.

Hoy quiero compartir contigo algunas de esas limitaciones y miedos que tuve antes de cambiar de vida.

  • Miedo al fracaso.

Yo era de aquellos que decían que hay que ser valientes y hacer en la vida lo que uno siente sin importar lo que digan los demás. Pero mis actos decían todo lo contrario. Estaba atrapado en una vida de horario de oficina, cobijado en la seguridad de un empleo seguro y deseando que llegara final de mes para cobrar mi recompensa por soportar aquello que no deseaba hacer. Realmente con perspectiva, lo reconozco: tenía miedo al fracaso. 

Miedo a iniciar una aventura que nadie iba a entender, miedo a volver al trabajo habiendo fracasado en mi sueño, miedo a no saber hacerlo bien o no encontrar la manera. Ese miedo me paralizaba de una manera absurda. Ahora que he llegado a vencer ese miedo te aseguro que todos tenemos las capacidades para llevar a cabo nuestros sueños. Sólo hay que tomar la decisión adecuada. Las personas tenemos una tendencia excesiva , incluso obsesiva, a temerle al fracaso. Rara vez nos enseñan a enfrentarnos al fracaso y, ¿sabes qué? Forma parte de vivir. Cuanto antes aceptes que en algún momento de tu vida vas a fracasar, mejor, porque es inevitable. Ahora bien, el cómo gestionas tú ese fracaso y el cómo te afecta depende sólo de ti. Puedes ser esclavo de las opiniones de los demás y dejar de intentarlo o ser fiel a lo que sientes que arde dentro de ti y luchar por lo que deseas con todas la fibras de tu cuerpo.

 

  • Miedo a la escasez.

Otro de los miedos que me frenaban a la hora de cambiar mi vida y vivir viajando era el de la escasez. El factor económico era algo que me tenía realmente preocupado. ¿Cuánto dinero iba a necesitar para dar la vuelta al mundo? ¿Cómo iba a generar dinero a partir de ahora? ¿Cuánto tiempo me iba a poder mantener viajando?

Cuando uno piensa con miedo las respuestas que obtiene a las preguntas que se hace pueden ser muy rocambolescas.

Creo que el dinero es una buena herramienta para conseguir algunas cosas, pero no la única. Cuando todavía no sabíamos cómo iba a ser enfrentarse económicamente a un viaje sin fecha de retorno Blanca y yo pensamos en hipotecarnos y comprar una vivienda para alquilar. De esa manera, y si todo iba bien, podríamos vivir de la renta y tener un ingreso pasivo que nos permitiera vivir viajando. Era un plan que necesitaba unos 8 años de nuestro trabajo para poder reunir los ahorros suficientes como para empezar esa hipoteca siempre y cuando no hubiera complicaciones, como que alguno de los dos perdiera el trabajo o que el inquilino dejara de pagar. Cuando estábamos revisando nuestro astuto plan minuciosamente nos dimos cuenta de que el impedimento para dar la vuelta al mundo no era económico: el problema era que teníamos miedo.

Óscar realizando el Tour du Montblanc que recorre 170 kilómetros cruzando 3 países: Francia, Italia y Suiza

 

Para dar la vuelta al mundo no necesitas ser rico. Eso es algo que todo el mundo dice y que suena muy bonito pero, “¿qué hay de verdad en eso?”, nos preguntábamos. Y es que lo cierto es que no necesitamos grandes cantidades de dinero para viajar siempre y cuando no lo queramos hacer al estilo convencional. ¿Cuál es el estilo convencional? El único que habíamos aprendido: Billetes de avión, reserva de hotel y comida en restaurante. 

Pero, ¿por qué teníamos miedo a la escasez, a viajar con poco dinero? Porque era algo nuevo, diferente. ¿Dormir sin agua corriente al lado? ¿Esforzarme cada día a pedalear para poder avanzar? ¿Cocinar mi comida en un camping gas? Un cambio de vida en toda regla.

El problema es que no éramos conscientes de lo capaces que éramos de vivir felizmente con muy poquito. Tampoco sabíamos la habilidad que tiene el ser humano para apañárselas y adaptarse a los cambios cuando lo necesita. ¿Quién dijo que no podíamos inventar otra forma de ganar dinero durante el viaje? 

Hemos conocido a personas que están dando la vuelta al mundo con muy poco dinero, incluso algunas que se han quedado sin blanca en mitad del trayecto y han tenido que hacer malabares para ganarse la vida mientras viajaban. Y es que no te das cuenta de lo capaz que eres de inventar, crear y adaptarte a una nueva forma de vivir hasta que la tienes delante.

  • El miedo a las despedidas.

Todos tenemos un entorno: ya sea laboral, familiar o amistoso. Durante nuestra vida se van tejiendo decenas de relaciones y algunas de ellas nos acompañan a lo largo de toda nuestra existencia. Nosotros somos  muy afortunados en este aspecto: tenemos una familia y unas amistades que nos quieren y que siempre están ahí. Despedirse de todo ese entorno y aceptar que, a partir de ahora, no los vas a ver como cada día, no es fácil.

Madre solo hay una. Ésta en concreto vale un imperio.

Lo conocido nos hace sentir bien y por ello tu mente siempre va a intentar boicotearte cuando quieras adentrarte en algo nuevo o en un cambio de vida. 

“Tampoco estamos tan mal”. Esta es la frase que más resonaba dentro de nuestra conciencia cada vez que pensábamos en cambiar de vida. Pero, ¿qué pasaría si sustituyéramos el “tan mal” por el “bien”?

De nuestro proceso de cambio de vida hemos aprendido varias cosas:

  • Cuando estás planeando un cambio muchos amigos y familiares van a intentar quitártelo de la cabeza. No te ofendas, lo hacen desde el amor y para protegerte, seguramente porque ellos también proyectan sus miedos hacia ti.
  • Nunca va a ser el mejor momento para cambiar. Siempre podría pillarte en un mejor momento, pero no funciona así. Si aplazas tu cambio por un factor externo es probable que te pases la vida esperando algo que nunca llegará.
  • Las cosas importantes perduran si uno pone real interés en que así sea. En nuestro caso el contacto con la familia. Hoy en día y con las nuevas tecnologías podemos enseñar a nuestra familia a usar Skype o Whatsapp y seguir hablando con nuestros seres queridos o tomar algún avión cada cierto tiempo para visitarlos. Tu cambio no tiene por qué ser “o todo o nada”.
  • El mundo está lleno de personas maravillosas que te van a ayudar y de amigos que están esperando a que los conozcas. Si pierdes algunas amistades a causa de tu cambio no te preocupes, porque hay cientos de personas por conocer en el mundo que sí van a apoyarte en las decisiones que tomes.

¿Un consejo? Pon una fecha a tu cambio de vida e idea un plan para conseguirlo, no importa si es un gran cambio o si es pequeño. Poco a poco verás que, a pesar de los miedos, con esfuerzo e ilusión lo demás sencillamente fluye.

Hoy, después de haber conseguido mi propio cambio de vida, estoy viviendo el sueño de dar la vuelta al mundo en bicicleta y, mientras lo hago, ayudo a otras personas que buscan su propio cambio de vida a desprenderse de los miedos y limitaciones que le impiden conseguirlo. En mi academia de desarrollo personal enfocada al cambio INSPIRA, comparto contigo a través de vídeo cursos todos los conocimientos y herramientas que debes poner en práctica a la hora de enfrentarte a un nuevo cambio de vida. 

A todas las personas que quieren dar el paso ahora, las llamamos cariñosamente : Padrinos de Vivir en ruta, ya que contribuyen a que nuestro propio sueño siga siendo una realidad.

Tus sueños te están esperando y tú puedes ser su principal enemigo o su fiel aliado. ¿Qué decides?

Compártelo con nosotros dejando un comentario o enviándonos una sugerencia mediante mensaje privado.

Comparte esto:

Share on facebook
Share on twitter
Share on google

5 razones para viajar en bicicleta

5 razones para viajar en bicicleta

Elegir el medio de transporte con el que hacer un gran viaje es una decisión clave que definirá el tipo de experiencia que tendrás al viajar. Existen muchas posibilidades y de entre ellas deberás elegir cuál se adapta mejor a ti para disfrutar al 100% de tu aventura.

Nosotros elegimos la bicicleta para dar la vuelta al mundo y en este artículo te explicamos las 5 razones por las que tú también deberías hacerlo.

1. TE PERMITE LLEVAR PESO

Tu amiga la bicicleta siempre estará dispuesta a cargar peso por ti sin rechistar. Eso sí, para ello tendrás que elegir la bicicleta de cicloturismo adecuada. Aunque obviamente tú serás el encargado de hacerla rodar te aseguramos que una vez estés encima de ella la bicicleta se volverá mucho más ligera de lo que parece y manejarla en ocasiones te recordará a la sensación de conducir una moto. En las subidas te tocará hacer un mayor esfuerzo pero te aseguramos que nada tendrá que ver con cargar ese peso a tus espaldas, como lo harías si viajaras con mochila. Tus piernas se pondrán fuertes, se acostumbrarán y tu columna vertebral lo agradecerá. Si dudas entre elegir la bicicleta o un vehículo a motor para realizar tu viaje este punto no te habrá convencido. En ese caso atento a la razón número 2.

2. ES BARATO

Viajar en bicicleta es una forma gratuita de desplazarse. A diferencia de los vehículos a motor donde el combustible se lleva una buena parte del presupuesto, con la bicicleta no pagarás un céntimo por el desplazamiento. Este ahorro significa poder utilizar ese dinero en otras cosas o aumentar el tiempo que podrás mantenerte viajando. Además, en comparación con viajar caminando o con mochila, la bicicleta te permitirá llevar el equipamiento necesario para ser autosuficiente. Un buen equipo de acampada te permitirá dormir gratis y uno de cocina te permitirá cocinar tu propia comida e incluso preparar tus propios cafés. Esto te ahorrará mucho dineroque de lo contrario gastarías por dormir o comer. Por estos motivos la bicicleta es un medio de transporte muy económico.

Llevar tu hogar de un lado a otro con tu bici hace que viajar sea más divertido.

3. VAS A LA VELOCIDAD PERFECTA

Viajar en bicicleta significa viajar a una velocidad de entre 15 y 20 kilómetros a la hora aproximadamente (en llano). En Vivir en Ruta consideramos que esta es la velocidad perfecta para viajar sin hacerlo demasiado rápido como para pasar por alto lo que ocurre a tu alrededor y no lo suficientemente lento como para que te resulte aburrido. En las subidas irás más lento que un vehículo a motor pero bastante más rápido que caminando. En las bajadas podrás alcanzar una velocidad aproximada de hasta 50km/h y disfrutar de ellas sin cansarte, mientras que caminando irías el doble de lento y en automóvil sería la mitad de divertido.

4. ES SALUDABLE

Viajando en bicicleta estarás constantemente haciendo ejercicio físico y al final estarás tan acostumbrado a ello que lo harás sin darte cuenta. La bicicleta es una manera estupenda de ejercitar tu corazón y tus músculos sin perjudicar tus articulaciones puesto que con ella no se producen impactos directos sobre las rodillas. Estando en buena forma te sentirás fuerte y con mucha energía.

La costa croata es una buena opción para viajar en bicicleta siempre y cuando no elijas la temporada alta en la puede que haya mucho tráfico.

5. CONOCES PERSONAS

Viajando en bicicleta conocerás mucha gente por el camino. Al no haber ninguna barrera entre tú y tu alrededor estarás expuesto al mundo y esto hará que, incluso sin quererlo, interactúes con las personas que te encuentres en él. Además llamarás la atención de los demás ya que no todos los días se ven personas viajando en bicicleta y en algunos países esto no sólo no es habitual sino que es prácticamente imposible. Esto hará que la gente esté más predispuesta a echarte un cable y a ayudarte. Créenos, las personas pueden salvarte la vida en multitud de ocasiones y conocerlas hará mucho más rico tu viaje.

Hassan, el primer hombre de Malasia en dar la vuelta al mundo en bicicleta.
Richard, viajando solo hacia África.

Estos trucos para viajar barato nos acompañan cada día de nuestra aventura y son los que nos permiten vivir viajando. Y tú, ¿tienes algún otro truco que no hayamos incluido en esta lista? Compártelo con nosotros dejando un comentario o enviándonos una sugerencia mediante mensaje privado.

Comparte esto:

Share on facebook
Share on twitter
Share on google