10 Trucos para viajar barato

 

Siempre te han dicho que viajar cuesta mucho dinero y que no todos se lo pueden permitir. Nosotros nos lo creímos durante mucho tiempo hasta que descubrimos que, en realidad, viajar barato es muy sencillo si sabes cómo.

En este artículo te contamos cuáles son los trucos que nos permiten vivir viajando sin morir en el intento.

1. Viajar en autosuficiencia

Esto significa viajar de una manera suficientemente autónoma como para reducir al máximo el dinero que inviertes en alojamiento, comida y desplazamiento. De hecho, estos son los tres factores que más dinero se llevan en un viaje. La medida en la que puedas ser autosuficiente viajando dependerá de cuáles sean tus prioridades y expectativas al viajar: si quieres hacer un viaje gastronómico o simplemente prefieres dormir en hoteles, seguramente no podrás ser 100% autosuficiente, pero si consigues ser autosuficiente en alguno de estos tres puntos gastarás menos dinero. Un ejemplo podría ser que encontraras el modo de desplazarte gratis. En el truco 10 te explicamos cómo. 

2. Viajar con poco equipaje

Cuantas más cosas lleves de viaje más posibilidades tendrás de perderlas o romperlas. Esto significa que en algún momento tendrás que pagar por repararlas o sustituirlas. Si quieres viajar barato te aconsejamos que lleves poco equipaje a tu viaje. Llevar pocas cosas además te evitará muchas preocupaciones y dolores de cabeza. A nosotros nos gusta llamarlo minimalismo viajero.

3. Llevar material de buena calidad

Lo barato sale caro: estás harto de oírlo y es verdad. Si tienes planeado hacer un viaje largo y quieres ahorrarte disgustos y dinero te aconsejamos que revises muy bien el material con el que viajarás. Te aseguramos que merece la pena invertir el dinero en el equipo que te acompañará durante la aventura, sobretodo si tienes planeado viajar durante mucho tiempo. Esto supone un esfuerzo económico al comienzo del viaje pero ahorra tiempo y dinero a la larga.

4. Cocinar tu propia comida

Cocinar tu propia comida y evitar comer en restaurantes hará que viajar barato sea mucho más fácil. Esta es una buena opción si además tienes alguna intolerancia alimentaria o sigues una dieta especial ya que te tranquilizará saber exactamente qué metes en tu estómago y no correrás el riesgo de comer algo que no puedes o no quieres comer. Para cocinar existen multitud de hornillos de reducido tamaño que funcionan con combustibles baratos y fáciles de encontrar en cualquier lugar alrededor del mundo. El nuestro es este y lo encontrarás en nuestra lista de material.

 

Blanca preparando una ensalada de tomate para almorzar.

5. Intentar comprar la comida en grandes superficies

Intentar evitar los supermercados pequeños, sobretodo si se encuentran en zonas turísticas o en medio de la ciudad, te puede ahorrar mucho dinero en el “carrito de la compra”. Las grandes superficies son mucho más económicas y normalmente están situadas a las afueras de las ciudades. Esto puede suponer una gran diferencia, no sólo en el dinero que gastas, sino en la cantidad de comida que puedes comprar y en el tipo de alimentación que te puedes permitir. Por ejemplo, en Italia un bote de garbanzos puede costar 0,35€ en un Lidl o casi 1,00€ en un supermercado costero. ¡Merece la pena buscarlos!

6. Adaptar tu consumo al país al que viajas

Identificar cuáles son los alimentos más caros del país al que viajas y evitar comprarlos es otro truco que puede ayudarte a viajar barato. Compra los alimentos más baratos en la medida de lo posible (siempre que sean saludables). Estos suelen coincidir con los que son típicos del lugar. ¡Ojo! No los confundas con la comida “turística” o de “souvenir”. Observa qué es lo que la gente del país consume más habitualmente. Un bote de judías pintas no te costará lo mismo en Montenegro que en Nicaragua.

Además, comer también será más barato si tu dieta se basa en alimentos vegetales (como la nuestra): arroz, pasta y legumbres son alimentos mucho más baratos que los de origen animal. ¡Además la alimentación vegetariana es muy saludable!

7. No pagar por dormir

Hay muchas maneras de dormir gratis. Llevar tu propia tienda de campaña es una manera ideal de ahorrar dinero y viajar barato. Llevarla en tu equipaje te podrá permitir hacer acampada libre y no pagar un céntimo por descansar. La acampada libre no sólo es gratis, sino que además permite dormir en lugares de ensueño con mejores vistas que las de cualquier habitación de hotel. Normalmente no tendrás problemas para encontrar un lugar para acampar. Lo ideal es que busques un lugar apartado de la ciudad y escondido de las carreteras y caminos. Cuando te vayas asegúrate de dejar el lugar igual de limpio que como lo encontraste. Si en algún momento estás en la ciudad o no encuentras ningún lugar adecuado para acampar puedes preguntar amablemente a los vecinos de la zona si puedes poner la tienda en su jardín. Esto es algo totalmente personal, pero te aseguramos que a nosotros nos ha funcionado el 99% de las veces que lo hemos intentado y estamos seguros de que a ti también te funcionará. Muchas veces la gente está dispuesta a ayudarte, sólo tienes que preguntar. Eso sí, muestra la mejor de tus sonrisas al hacerlo y sé amable.

Nuestro campamento montado en un chiringuito cerrado por temporada en Croacia.

Si no te atreves con la acampada libre, existen distintas formas de dormir gratis. La plataforma más famosa para hacerlo es Couchsurfing, una red social para viajeros. Otras plataformas son Warmshowers (para ciclistas), helpex y workaway (voluntariado a cambio de alojamiento).

8. Controlar tus gastos

Sabemos que da pereza, pero cuando viajas es importantísimo controlar el dinero que tienes y el que gastas al día. Es importante apuntar en qué lo has gastado y revisarlo de vez en cuando. Si lo haces, a final de mes podrás analizar qué se lleva la mayor parte de tu presupuesto y cuánto dinero te queda. De esta forma podrás decidir qué gastos puedes evitar o reducir y cuáles son inevitables. Si no lo haces acabarás gastando más de la cuenta y no tendrás ni idea de cuál es tu situación económica. Nosotros utilizamos una aplicación para móvil muy útil para controlar nuestro presupuesto llamada “Toshl” que nos permite introducir cada gasto y organizarlo por categorías con sólo dos clicks.

9. Hacer un presupuesto realista que puedas cumplir

De nada sirve proponerte gastar 400€ al mes si sabes que no lo podrás cumplir. Te recomendamos hacer un presupuesto propio para tu viaje con el que te puedas comprometer. Es más fácil ser fiel a un presupuesto cuando sabes que puedes cumplirlo. Si quieres saber cuál es nuestro presupuesto viajero te lo contamos en este artículo

10. No pagar por desplazarte

Ahorrar en desplazamiento es clave para viajar barato. Este motivo, entre otros, es por el que nosotros elegimos viajar en bicicleta. Puedes desplazarte gratis en bicicleta, caminando o haciendo autoestop. Conocimos un chico que viajó durante 9 años sin pagar un céntimo por desplazarse haciendo autoestop. Si tú no puedes (o no quieres) hacerlo de esta forma, por lo menos intenta buscar la forma más económica de moverte informándote con tiempo por internet o, si ya estás en el país de destino, preguntando por la calle a los lugareños. Ellos te podrán informar de qué opciones son las típicas “trampas para turistas” y cuáles son las alternativas más económicas. Otra opción podría ser alquilar un vehículo y compartir gastos y trayecto con otras personas. Para encontrar compañeros de viajes puedes utilizar la aplicación para móvil Blablacar o distintas redes sociales para mochileros que encontrarás fácilmente en internet.

¡Nuestras bicicletas nos llevan a todas partes!

Estos trucos para viajar barato nos acompañan cada día de nuestra aventura y son los que nos permiten vivir viajando. Y tú, ¿tienes algún otro truco que no hayamos incluido en esta lista? Compártelo con nosotros dejando un comentario o enviándonos una sugerencia mediante mensaje privado.

Comparte esto:

1 comentario en “10 Trucos para viajar barato

Deja un comentario